Sebastián Petrich

Nacido en Rosario, se crió en una agencia de publicidad familiar, en donde comenzó a dibujar antes de aprender a hablar. A los 12 encontró al punk rock y eso fue el disparador de muchas inquietudes… así fue como pudo organizar un primer recital – a los 15 – iniciando un camino en donde posteriormente intervendría el diseño gráfico, la publicidad, la creatividad y la puesta en marcha de proyectos.

Quiso estudiar publicidad pero terminó cursando la carrera de abogacía, hasta declinar definitivamente y bucear en forma autodidacta en los distintos matices que hoy abarca el mundo publicitario. Paralelamente, realizó diversos trabajos hasta iniciarse como independiente, dedicándose de lleno a la organización de eventos nocturnos. El espíritu emprendedor le permitió acoplarse a proyectos culturales, gastronómicos, de bebidas espirituosas y de entretenimiento.

Se vinculó durante varios años a Jägermeister, el reconocido licor alemán, en el momento que la empresa dio sus primeros pasos en Argentina, para colaborar en tareas de marketing y acciones de marca, además de distribución.

Entre el 2008 y 2009 dio los primeros pasos firmes en lo relacionado a desarrollo de branding, comunicación estratégica y generación de contenido.